Soluciones eficaces y fáciles de usar para el ahorro de agua.

LAS NECESIDADES DE AGUA DE RIEGO EN LOS JARDINES

LAS NECESIDADES DE AGUA DE RIEGO EN LOS JARDINES

Las necesidades de agua de riego en los jardines, en muchos casos parecen tabuladas de una forma observacional, en función de los datos de campo tomados, y las medias que solemos aplicar, en cada ocasión, para el buen estado de los jardines, se puede ver reducida hasta en un 75 % utilizando tecnologias ambientales como el TerraCottem

No obstante, la práctica y la teoría, van de la mano, y en este articulado, vamos a ver ciertos conceptos que deberemos tener en cuenta para la correcta programación de los riegos en jardines a su aplicación, y cuyo desarrollo, podemos verlo a través de los distintos manuales de cálculo que existen.

El suelo y la planta, su evapotranspiración y la precipitación que tengamos en cada momento, limitarán el consumo de un bien escaso como es el agua. No cabe indicar, que el diseño del jardín será fundamental, y como veremos más adelante, si bien existen jardines con un mantenimiento de 1€/m2 año y bien cuidado, este importe puede incrementarse, en función de cual es el diseño del que partamos, y el suministro de materiales o cuidados que requieran esta zona verde, implantada en un punto determinado.

A partir de cierto momento, las plantas empiezan a marchitarse, a decaer, a languidecer. Vemos como al hojas pierden primero su turgencia, luego se secan las extremidades mas apicales, o los contornos de estas partes de la planta. De un modo recuperable, pasamos a un momento de no retorno. El suelo, veremos que ha perdido su humedad. Hemos alcanzado el Punto de marchitez. Entre un suelo saturado, un suelo que percola, que drena, y retiene cierta cantidad de agua denominada Capacidad de Campo, y este momento, hay una cantidad de agua, a las cual llamamos Agua útil. Esa agua, es la que nuestras plantas requerirán en todo momento para subsistir. Los factores de evaporación desde el suelo (1 litro/seg y Ha) y la planta, consumirá de la misma y deberemos reponerla salvo precipitaciones suficientes, para mantener el buen estado de nuestro jardín.

A mayores necesidades, mayores aportaciones y consumos. El coste de este operativo, marcará que estilo de jardín precisamos y decisiones finales tomaremos.

Veremos semana a semana, como calcular estas necesidades de aportaciones de agua.

Autor : Ramón José Cortina Badía (Ingeniero Agrónomo).

Terravida